«

»

El eminente crecimiento de la economía peruana

–Por Antonella S. Marty–

Mientras una incontable cantidad de gobiernos latinoamericanos continúan implementando las mismas políticas proteccionistas de empobrecimiento desde hace décadas, el Perú ha tomado un camino diferente y es una economía notoriamente encaminada hacia la prosperidad, que actualmente transita una senda de crecimiento y desarrollo.

Posee una base de estabilidad política y económica, libertad de expresión, continuo crecimiento de la clase media, políticas fiscales responsables, tratados de libre comercio, continuidad en la implementación de políticas de apertura y además, es ineludible mencionar el gran cambio cultural por el que ha transitado, siendo actualmente la quinta economía mas grande de América del Sur.

Algo que caracteriza a este modelo de apertura comercial, es el lugar que ocupa la inversión. Como es de saber, el capital generalmente va dirigido hacia aquellos países que se destacan por su estabilidad política y económica, el respeto a la propiedad privada y las libertades individuales. La inversión, de la mano de instituciones y reglas de juego claras, es la clave del progreso económico: son las empresas quienes crean la riqueza, no el gobierno. De este modo, podemos simplificar el proceso en una oración: mayor apertura económica da paso a mayor inversión, situación que inevitablemente lleva a mayor empleo y generación de riqueza, siendo esta la forma más eficaz de solucionar los problemas que atormentan a la región.

En el siguiente gráfico se presenta una variable que expresa la cantidad de nuevas empresas registradas durante el periodo 2004-2009. Veremos aquí una comparación de tres economías pioneras en la región (Chile, Colombia y Perú), y otra que, debido al interminable círculo vicioso y perverso de aquello llamado “peronismo” se ha estancado desde hace años y se continúa colmando de una elevada cuantía de trabas, regulaciones, e ilimitada inflación.

 

La economía peruana crece a un ritmo sostenido, no es dato menor que durante el 2012 la misma haya logrado una expansión de 6,3%. La minería, la inversión privada y la construcción son sus principales motores, claves para la generación de un mayor nivel de renta.

En cuestiones inflacionarias, ha registrado en 2012 la tercera inflación mas baja de la región, presentando un 2,65%. Esta cifra fue superada nada más por Colombia y Chile, que obtuvieron un registro de 2,4% y 2,1%. Estas tres economías se vuelven a encontrar en la delantera regional, como aquellas más confiables para realizar inversiones, con menor cantidad de regulaciones gubernamentales que limitan y regulan la actividad empresarial con trabas incoherentes.

De esta manera, el Perú es hoy un actor económico clave para la región, no solo por representar un ejemplo exitoso de apertura económica, sino porque además junto a Chile, podrá ejercer el rol de modelo regional en cuestión de nuevas ideas y cambio para el rumbo de América Latina; demostrando que se puede salir de la pobreza y que es posible dejar de lado el asistencialismo, dándole paso al individuo: permitiendo que este crezca y se desarrolle gracias al fruto de su esfuerzo personal, con dignidad, responsabilidad y reemplazando aquella mentalidad que todo lo espera de un gobierno por una mentalidad que todo lo espere de uno mismo.

Permanent link to this article: http://www.andeslibres.com/?p=328

Agregue un comentario

Your email address will not be published.